El 52% de los alimentos con el IVA rebajado ya son más caros que cuando entró en vigor la medida

FACUA amplía sus denuncias ante el Ministerio de Consumo, que tiene competencias sancionadoras frente al incremento ilegal de márgenes de beneficio, prohibido por el real decreto-ley de la rebaja del IVA.

FACUA-Consumidores en Acción ha realizado en octubre un nuevo seguimiento sobre la evolución de casi un millar de alimentos afectados por la rebaja del IVA en ocho grandes cadenas de distribución: Alcampo, Aldi, Carrefour, Dia, Eroski, Lidl, Hipercor y Mercadona. Más de la mitad los productos analizados por la asociación, el 52,4%, han subido ya su precio con respecto al que tenían a principios de año una vez aplicada la norma (ver estudio completo). Según el real decreto ley por el que está vigente la medida, ninguno de estos productos puede subir de precio salvo que se produzcan incrementos de costes.

La asociación ha ampliado nuevamente las denuncias que viene presentando desde hace meses ante el Ministerio de Consumo. Denuncias para las que sigue sin recibir respuesta, pese a que Consumo tiene competencias sancionadoras ante subidas de precios que vulneren limitaciones establecidas en la legislación.

El porcentaje de precios en los que FACUA ha detectado subidas ha ido aumentando progresivamente desde enero. Así, mientras que en el primer mes del año solo detectó incrementos en el 6,7%, en febrero fueron el 17,4%, en marzo el 30,8%, en abril el 42,0%, en mayo el 43,8%, en junio el 44,7%, en julio el 47,0%, en agosto el 48,4%, en septiembre el 48,9% y en octubre el 52,4%.

FACUA vuelve a pedir al departamento que dirige Alberto Garzón que abra una investigación para determinar en qué productos se han producido incrementos en los márgenes de beneficio, algo expresamente prohibido en el artículo 72 del real decreto ley-de diciembre de 2022 por el que se aprobó la rebaja fiscal.

Tanto el Ministerio de Consumo como las autoridades de protección al consumidor autonómicas tienen competencias sancionadoras ante estas prácticas. Se las otorga el artículo 47 del real decreto legislativo por el que se aprueba el texto refundido de la ley general para la defensa de los consumidores: En él se definen las “infracciones en materia de defensa de los consumidores”. Y en la letra f de su apartado 1 indica que lo son “el incumplimiento de las normas reguladoras de precios (…) o cualquier otro tipo de intervención o actuación ilícita que suponga un incremento de los precios o márgenes comerciales”.

Casi un millar de precios analizados

La asociación ha revisado en esta ocasión la evolución de 963 precios en estas ocho cadenas de distribución los días 2, 3, 10 y 11 de octubre. En ellos ha detectado que en 505, esto es, el 52,4%, el precio se ha encarecido con respecto al que tenían el pasado 30 de diciembre una vez aplicada la rebaja del IVA.

El artículo 72 del Real Decreto-ley 20/2022, de 27 de diciembre, señala en su apartado 3 que “la reducción del tipo impositivo beneficiará íntegramente al consumidor, sin que, por tanto, el importe de la reducción pueda dedicarse total o parcialmente a incrementar el margen de beneficio empresarial con el consiguiente aumento de los precios en la cadena de producción, distribución o consumo de los productos”.

Hipercor es la cadena con mayor número de precios con subidas

Este mes de octubre, el mayor número de subidas se ha detectado en Hipercor, donde se han encarecido 109 del total de 164 precios analizados (un 66,4%). Le sigue Carrefour, con 88 productos más caros que el 30 de diciembre (una vez aplicada la rebaja del IVA) sobre una muestra de 147 precios (el 60%).

Alcampo ha aumentado 75 de los 131 precios analizados (el 57,2%), mientras que Aldi lo ha hecho en 31 de los 57 alimentos recogidos en este estudio (el 54,3%). La asociación ha detectado 68 precios más caros en Eroski sobre un total de 135 alimentos (el 50,3%) mientras que en Lidl se han encarecido 30 artículos de los 62 contemplados (el 48,3%).

Las dos cadenas donde se ha registrado un menor porcentaje de precios con subidas son Mercadona, con 54 productos del total de 136 recogidos en el análisis (el 39,7%) y Dia, con 50 subidas entre los 131 precios registrados (el 38,1%).

En Mercadona, Dia, Hipercor, Alcampo, Aldi y Eroski ha aumentado el número total de alimentos que se han encarecido con respecto a septiembre. Únicamente en Carrefour y Lidl ha disminuido el porcentaje de precios con subidas en el último mes.

Frutas y verduras siguen a la cabeza

Del total de 505 precios en los que FACUA ha detectado una subida en su comparativa, 153 se corresponden a frutas o verduras (el 30,2% del total), 103 son aceites de oliva (el 20,3%) y 73 son leches y lácteos (el 14,4%).

Por su parte, se han localizado 72 incrementos de precios entre los arroces y pastas (el 14,2%) y 47 entre las legumbres (un 9,3%). Las 57 subidas restantes se corresponden a huevos, harinas y panes.

Mayores subidas en las ocho cadenas analizadas

En Mercadona, la malla de naranjas de cinco kilos ha pasado de 5,05 euros a principios de año a 8,75 euros en octubre, un aumento del 73,3%. En Lidl, la malla de naranjas de cuatro kilos se ha encarecido un 71% (de 3,99 a 6,89 euros). En Dia, el aceite de oliva virgen extra hojiblanca marca Coosur ha pasado de 7,63 euros en enero a 11,99 euros actualmente, lo que supone un aumento del 57,2%.

En Hipercor, el producto que más se ha encarecido entre los analizados ha sido el melón piel de sapo de 3,5 kilos, que ha pasado de 2,55 euros a primeros de año a 5,22 este mes de septiembre, lo que supone una subida del 104,8%. En Alcampo, la garrafa de 5 litros de virgen extra Carbonell se ha encarecido un 121,5% en lo que va de año (de 25,72 a 56,99 euros).

En Aldi, la asociación ha detectado un aumento del precio del 89,4% en el litro de aceite de oliva Carbonell, pasando de 5,43 a 10,29 euros. En Eroski, el litro de aceite de oliva Hojiblanca Coosur cuesta en octubre 14,50 euros, cuando en enero su precio era de 5,69 euros (encarecimiento del 154,8%). En Carrefour, la garrafa de cinco litros de aceite de oliva virgen marca Carbonell es ahora un 141,4% más cara que a principios de año, pasando de 26 euros en enero a los 62,79 euros actuales.