Con esta frase tan sencilla, se podría describir a cualquiera que deja este mundo, pero que en español, hasta esta sencilla frase, que yo utilizo como título, encierra infinitos significados, con más o menos mala leche.
Se me vienen a la cabeza distintos óbitos, acaecidos en la otrora Alcalá de los Panaderos, hoy Gran Ciudad de Alcalá de Guadaíra.
La frase más extendida cuando “un amigo se va”, es la de que con el otro no pasaba esto, la han podido escuchar hasta la saciedad en el hueco que ha dejado el señor Pavón.
Las luces de navidad han sido un ejemplo, no falta comerciante que no se queje y que diga lo de “con Pavón no pasaba esto… y se encendían todas”.
Mucho más lejano en el tiempo, está la salida de Limones, que dio un pequeño paso para el alcalde, y un gran paso para el senador.
Otra de esas salidas fue la de Carmen Hornillos, que me sigue debiendo una colonoscopia, que parece que no está, pero que es el alma de todas las fiestas, la niña en el bautizo, la novia en la boda y el cura en el entierro, porque de muerta nada, se la ve lozana en la Catequesis.
El último de todos ha sido Lola Aquino, y he de confesar que estoy muy sorprendido, afligido y afectado, no se cómo llorarla, la mujer que podría haber sido alcaldesa, lo deja todo, que ya me dijeron que se iba, ¿pero tan pronto?
No voy a entrar en los temas personales, que “ca uno es ca uno”, a lo largo de estas 48 horas han aparecido enjundias variopintas que a nadie interesa.
A mi me interesa más lo que deja.
Una política expresiva y combativa, con gran capacidad de movimientos, que en un giro poco habitual, cogió un partido Andalucista en Alcalá, que estaba hecho un asco, y casi se sienta en la presidencia del Pleno, en la que ha sido, la mejor campaña política de las últimas elecciones municipales.
Hasta aquí, los juegos florales Lola, que yo soy cabrón y asintomático.
Nos dejas a Christopher Reeves en la Harinera, el siempre está ahí, será porque el edificio se parece mucho al de la Liga de la Justicia, él mismo de ha puesto el mote de “Superpan”, pero para nosotros va a seguir siendo el “Hestampitah”.
En los menesteres fotográficos dejas un digno sucesor, le encanta, se mueve mejor que tú, cuando ve una máquina de fotos hace “chás y aparece a tu lado” va camino de convertirse en la nueva Leticia o si me apuras, en la nueva Rosa Carro, y ya te digo yo, sin bola de cristal ni nada, que Axsí es el canto del cisne como lo fue C’s.
En el Castillo, a pesar de los cuatro millones de euros, sólo dejas escombros, has aprobado unos presupuestos que no se pueden llevar a cabo, no se va a poder hacer nada sin los técnicos de Patrimonio, y en sus carteras no está el carnet de Axsí.
Cosa interesante lo de los presupuestos, ningún grupo político se ha dignado a preguntar sobre la consecución de los anteriores, al contrario, con ínfulas de Gran Ciudad hacemos cosas de Pedanía, pataditas al balón, al más puro estilo caciquil de los años cincuenta, de los que tú te has convertido, Lola, en colaborador necesario.
A tener en cuenta los datos ofrecidos por Evaristo, que ya lo dijimos desde aquí, antes de las elecciones, los “urdeles” del Ayuntamiento, no llegan a febrero ni para pagar las nóminas, por lo que los presupuestos aprobados son un quiero y no puedo.
Y tú, no sólo lo sabías sino que te vas dejándonos tu “cagadita de mosca”, “cojonera”, eso sí, pero mosca.
Pues sólo me queda desearte lo mejor, y comentarte que no es lo mismo decir “que te vaya bonito”, que “que te vayas, bonito”, con el tiempo también diremos “Con Lola, no pasaba esto”, pero con mucho tiempo, porque con Lola, no ha pasado nada, al contrario todo queda igual o peor.
Fernando Viera.