NUEVA DIMISIÓN O “SUICIDARON” EN EL EQUIPO DE GOBIERNO DE ANA ISABEL JIMÉNEZ.

YA VAN CINCO BAJAS EN OCHO MESES DE UN TOTAL DE TRECE PERSONAS.

Pues lleva esto camino de batir todos los récords de bajas  de la democracia en Alcalá de Guadaira. Si ustedes pensaban que el récord de dimisiones del anterior mandato iba a ser casi imposible de batir, este ya va camino de superarlo.

Ya son cinco los nombres que se caen del equipo de gobierno de la Alcaldesa, unos dicen que por dimisiones varias, otros que porque los han “suicidado” por diferentes motivos, pero que de 13 caigan 5 es un número para pensarlo.

Históricos como Enrique Pavón o Lola Aquino, y gente de la confianza o ex-confianza de la alcaldesa como Virginia Gil o José Antonio Montero, son los de la lista negra de “ex” antes que José Manuel Palomo.

Las causas de nuevo extrañas, ya que esta misma mañana a unas pocas horas antes de dimitir, acudía a un acto del ayuntamiento como concejal con su correspondiente fotito, para poco después entregar su acta. Es su “última” foto la que publicamos.

En círculos cercanos al concejal se habla de que en los últimos tiempos estaba ya bastante incómodo en su puesto y que había perdido la confianza de la alcaldesa, quedando relegado a un simple puesto de figurante en el equipo de gobierno, tampoco tenemos nada que destacar sobre su trabajo estos meses. Ósea que ha pasado con más pena que gloria.

Ahora entra a cubrir su puesto Lidia Ballesteros , un reiterado apellido del socialismo Alcalareño y prima de uno de los asesores de la Alcaldesa en temas urbanísticos de la ciudad, Javier Ballesteros.

Se nos llena el ayuntamiento de familiares, allegados, conocidos, el regalo del amigo invisible de este año va a ser tela de complicado.