Es justo reconocer y felicitar a la Policía Local de Alcalá   , la Policía Nacional, los bomberos de Alcalá, los voluntarios de protección civil , y a muchos de los trabajadores y al Concejal de gobernación Pedro Gracia, que desde ayer no han cesado en su esfuerzo.

Pasó el temporal , da igual como se llame , de una alerta amarilla prevista a otra naranja para acabar con casi un ciclón tropical en nuestra ciudad.

Una tarde para olvidar , árboles aplastando coches y vehículos, ramas y más árboles cortando carreteras, placas solares  volando, tapias caídas, techos desprendidos , farolas arrancadas, caminos destrozados, todo en unas pocas horas. Lo mejor  es que no tuvimos que lamentar ninguna desgracias personal. Aún no se sabe la cuantía de los daños ni si se va a pedir algún plan especial por los mismos. Para esto es difícil estar preparados , además no es algo que se suela dar por nuestra ciudad. 

Los móviles y correos de la redacción de nuestro periódico empezaban a echar humo por la tarde, no paraban de llegarnos videos, fotos, comentarios… que nos hacían temer algo más grave, la tarde del domingo se tornaba en una noche larga, oscura y con los Alcalareños asustados ante lo que veían.

Cuando empezamos a hacer la ruta para confirmar los daños, ellos ya estaban allí, Policías Locales que estaban fuera de servicio que acudieron a ayudar a sus vecinos y los vimos hasta retirando arbustos y todo lo que podían para liberar las carreteras , corriendo a mirar si habían personas en los coches aplastados o heridas en las zonas de desprendimientos, señalizándolas … Policías Nacionales igualmente haciendo más de lo que son sus funciones por nosotros para lograr la normalidad y ayudar a los Alcalareños, los Bomberos no daban abasto de un lado para otro priorizando acciones en momentos tan tensos y resolviéndolas , y los de siempre, esos voluntarios de protección civil que siempre están para ayudar.

Hoy los trabajadores del ayuntamiento se ponían manos a la obra para recuperar la normalidad, para ellos también nuestro reconocimiento por su trabajo y también hay que hacer una especial distinción al delegado de gobernación Pedro Gracia , que a altas horas de la noche mientras volvía ya a su casa tras ese Domingo infernal nos avisaba de la puesta en marcha de la oficina para ayudar a los ciudadanos , quería ayudar a quien no sabía que hacer tras sufrir daños y notábamos su voz de cansancio y preocupación .

A todos ellos nuestro reconocimiento y nuestro agradecimiento.