Nota de prensa :

• El portavoz municipal de VOX, Juan Carlos Sánchez, ha denunciado la “actitud autoritaria y fuera de lugar” mostrada por la alcaldesa, al tiempo de acusar a AxSí, socio de gobierno del PSOE, de “complicidad” y no hacer nada para evitar “este atropello a los más elementales principios democráticos que deben regir en cualquier empresa pública”

El portavoz del Grupo Municipal VOX en el Ayuntamiento de Alcalá de Guadaíra, Juan Carlos Sánchez, ha denunciado el “veto” por parte de la coalición de Gobierno de PSOE-AxSí al nombramiento como miembro del Consejo de Administración de AIRA, empresa pública municipal que presta el servicio de limpieza viaria y recogida de basura en la localidad, del representante de VOX.

Sánchez ha denunciado la “actitud autoritaria y fuera de lugar” mostrada por la alcaldesa, la socialista Ana Isabel Jiménez, durante la última Junta General de AIRA, quien “de una manera totalmente autoritaria y contraria a los estatutos que regulan y rigen esa sociedad pública municipal” impidió el nombramiento del representante del Grupo Municipal VOX en la citada sociedad.

El portavoz municipal de VOX ha indicado que “no entendemos la razón por la cual la alcaldesa no atendió nuestra propuesta”, cuando “se efectuó en tiempo y forma” y “atendía al requerimiento realizado por parte del propio Gobierno Municipal para que nombrásemos a nuestro representante en AIRA”. Jiménez actuó “de una forma totalmente arbitraria”, asevera de manera rotunda.

“Qué podemos esperar de un partido -el PSOE- que se cree por encima de la ley”, ha señalado Sánchez, para quien con esta forma de actuar vuelve a mostrar la “deriva autoritaria, sectaria e impositiva” en la que se encuentran los socialistas alcalareños  y en la que ahora “cuenta con la inestimable ayuda y complicidad de AxSí”, formación a la que acusan desde VOX de que “no han llevado a cabo ninguna actuación para evitar este atropello a los más elementales principios democráticos que deben regir en cualquier empresa pública”.

Como ha asegurado Juan Carlos Sánchez, a pesar de que “el único socio de AIRA es el Ayuntamiento de Alcalá, en el que VOX cuenta con una representación de cuatro concejales gracias a la confianza depositada por los ciudadanos en el último periodo electoral”, tanto Jiménez como el Gobierno municipal de PSOE y AxSí “intentan callar la voz de los ciudadanos a los cuales representamos y la ejecución de nuestra labor de fiscalización que la ley nos atribuye”, ha sentenciado.