El juzgado de instrucción número 3 de Alcalá de Guadaíra ha acordado el archivo de la denuncia por un delito de odio a las Juventudes Socialistas del partido político Vox.
Como recordarán en una red social se publicó un anuncio en el que se indicaba que para afiliarse había que “odiar a Vox”. El juzgado entiende que de la instrucción practicada: no puede deducirse indicios de delito ya que tal y como se explicó por el investigado el twitt, “…No se realizó con finalidad de odiar, humillar o discriminar al partido político Vox, sino en el seno de una campaña de marketing agresivo y en el ámbito de la disputa política”.

También destaca el auto que: “…. No se considera que exista ánimo de ofender, crear hostilidad o violencia hacia el rival político”.

Por lo tanto el juzgado a acordado el sobreseimiento provisional y el archivo.