En la Avenida de la Constitución 5 hay una esquina donde comer es todo un arte y no solo por su espectacular cocina, sino por el “arte” la cercanía y la sensación que te hacen sentir su personal.
 
Lo primero que nos sorprende al entrar es un expositor de carne , que si te llama la atención de lejos, cuando te acercas y ves la calidad y variedad de las mismas te quedas un rato “embobado”.
 
Jeromo, que es el “alma mater” de su negocio te recibe rebosando energía, con una sonrisa y ya te da la sensación de “buen rollito” palpable y necesario en estos negocios.
 
Comenzamos con un aliño de atún de ventresca, la base es la del aliño de toda la vida , con mucho tomate fresco y con el toque caliente de la ventresca del atún y el fresquito de la verdura, a nosotros nos encantó , es una entrada perfecta, agradable y que nos sorprendió.
 
Justo al traer la carne, te ponen una guarnición de patatas fritas buenísimas , pero buenísimas, con una salsa de almendras, que por cierto , pedimos otra más de esa salsa porque la devoramos.
 
El plato fuerte lo elegía el propio Jeromo, “Presa de Angus de filtración perfecta “ nosotros hemos comido mucha carne y en muchos sitios , pero esto no fue normal, es una de las mejores carnes que he probado, Jeromo te la marca y presenta cortada y con una plancha para que te la pongas al punto que quieras, la verdad es que , si hay que darle puntuación, está carne es un 10. La disfrutamos muchísimo.
 
Para terminar, otra agradable sorpresa, Jeromo nos volvía a recomendar : Brandada de bacalao con bechamel y queso viejo gratinado con pimentón De la Vera, si ya solo diciendo el nombre a uno le dan ganas de comerlo, al probarlo te da una sensación no esperada en la boca, la potencia de los tres ingredientes hacen que sea perfecto ese “último” plato.
 
Lo que echamos en falta , una carta de vino más amplia , esa cocina y esa calidad merece un acompañante de altura , lo que también nos gustó , el precio, le podemos asegurar que por esta comida, e incluso peor, hemos llegado a pagar casi el doble.
 
Nuestro consejo, tienen que ir, van a salir muy contentos con lo que han comido y con los que les ha costado, para nuestra comparativa , una de las mejores relaciones calidad/precio que hemos disfrutado. Volveremos.