NOTA DE PRENSA

ASAMBLEA FEMINISTA PANADERA

8 de Marzo, Juntas podemos cambiar la sociedad.

Con motivo del 8º de marzo, día internacional de la mujer trabajadora, se celebrara en Alcalá una nueva manifestación en defensa de la Igualdad.

El próximo 8 de marzo, la AFP alcalareña, junto con entidades locales, sociales, políticas y ecologistas, van a convocar una manifestación en aras de  la lucha por la Igualdad de derechos. Esta se desarrollará por las calles de Alcalá, siendo su salida la misma de las últimas ediciones, frente al IES Cristóbal de Monroy a las 18.00h y finalizando en el Parque Centro.

Con más fuerza que nunca y con una motivación extra si cabe por los últimos casos de violencia machistas en Alcalá, las entidades que convocan esta manifestación hacen un llamamiento a la sociedad alcalareña para mostrar su rechazo a estas violencias y su solidaridad con las víctimas. Asimismo también para exigir de una vez por todas  se cumplan todos los apartados de igualdad, tanto laboral, social, salarial, etc.

La AFP, con estas acciones y  dentro de su labor de defensa de la igualdad, lucha para conseguir esta igualdad.

Lejos de conmemorar el 8 de marzo como una festividad o una celebración más, que olvida que los derechos conseguidos son frutos de la organización y la lucha de mujeres y hombres feministas, la AFP convoca esta movilización para seguir denunciando las desigualdades que este sistema patriarcal crea en todas las esferas de nuestras vidas:

● Por unas condiciones económicas dignas, tanto a nivel laboral como en nuestras jubilaciones.

● Por un reparto real de las tareas de cuidado y mantenimiento del hogar.

● Por un modelo de amor no basado en la posesión de las mujeres, cuyo resultado es el feminicidio.

● Contra la cultura de la violación y del comercio de nuestros cuerpos.

Los convocatoria a esta manifestación sigue aún abierta para que se sigan sumando más entidades, grupo políticos, (desde la delegación de Igualdad aún no se han pronunciado, algo que lamentamos), y conseguir que no la pare ni el agua. Porque las mujeres de hoy no lloran, lideran.