Me hago mayor, y no es de extrañar que las cosas cambien, por ejemplo, un día me pasó que dejé de contar con los dedos, y de repente, empecé a contar con una calculadora.
Aquello me dejó huella, pues ya nada fue lo mismo, y yo me hice de letras, pues con los números uno no puede expresar alegría, júbilo, esperanza, todo lo más asepsia.
Los números en Alcalá de Guadaíra sólo producen desesperación y risa, curiosamente, esta última no es la que les quiero sacar, yo sólo quiero que se pregunten cosas, ya que se guarda silencio, al menos, esa cosa que ronda la cabeza y que hace que pongan ustedes cara de alpargata, como diciendo “qué coño me estás contando, anda y pon otro gin tónic”
Se presentan presupuestos dos meses antes de aprobarlos, lo que me parece una medida muy de vender la “piel del oso antes de cazarlo”, a la par que muy anti democrática; no en vano primero hay que discutirlos y después aprobarlos en pleno, que sería la vía normal, pura formalidad y respeto a las reglas.
Pues no, la mala costumbre de 40 años del rodillo a lo que ellos llaman democracia; presentaron los presupuestos, meses antes de aprobarlos, y para firma la foto de rigor, en este caso de “rigor mortis”, que ya está claro el porqué de muchas cosas que han pasado, Lola descansa, ahora te comprendemos.
Nadie pone el grito en el cielo, nadie hace preguntas, los políticos están distraídos a sus cosas, a saber, el ANI en su divorcio, Los Cuatro Fantásticos con Puigdemont, los de la Catequesis, viendo Belenes, AxSí “suicidadando” a su jefa y el PSOE a verlas venir, dejando ver el silencio del Don Mora como advertencia al resto, si te mueves no sales en la foto.
Oposición 0, gobierno 1.
El silencio de Don Mora, tiene mucho que ver en esto, ya lo creo, el hombre está calculando, porque en las matemáticas el cálculo es imprescindible, pero la desviación del cálculo puede ser fulminante para las aspiraciones políticas, y de eso hay mucho.
A los políticos, este tipo de desviaciones les conviene, porque se trata de exagerar, de vender la moto, explicación:
Para un político uno y uno nunca son dos, si dos son el 100%, y el grado de ejecución obligatorio es el 50%, ellos transforman el 50% en un 100%, y si encima les dan más dinero, ellos lo transforman en dos farolas y una papelera la que llaman 117%.
Como los otros son de letras, como yo, no piden las cuentas, para ellos el enemigo es un señor catalán al que tachan de golpista, como pudieran serlo Franco o Tejero, pero estos en vez de llevar un nido de cigüeñas en la cabeza llevaban uniforme del ejército; a los de la Catequesis les das un cirio, un cilicio a cada uno y una novena a la santa del mes, los del divorcio a la italiana, andan buscando aquella cabra que comía hierba, y el Hestampitah buscando rincones dónde meter a sus “amiguitis”
¿A qué ya les duele la cabeza y no han entendido nada?
Después de las matemáticas está la realidad.
Nadie en este ayuntamiento ha explicado el estado de las cuentas ni en qué se han gastado 12,5 millones de Euros de fondos europeos, tampoco en qué se van a gastar dos millones más, tan sólo nos han dicho que el grado de ejecución está por encima del 100%, llegando hasta un 117%.
Señor Mora, deje la política y dedíquese a vender cursos de criptomonedas por You Tube.
Vayamos a la realidad, si les parece, esa que nos da una ostia con la mano abierta cada mañana al salir a desayunar o llevar a los niños al cole.
Transformación sostenible, movilidad, 8.000 vehículos diarios que transforman el viario en la antesala del mismísimo infierno, es más fácil moverse por el Laberinto del Minotauro que por las calles de este pueblo, la ejecución de los planes de movilidad está al 55%, según el propio Ayuntamiento, de lo que se deduce que ya algo falla, las actuaciones sobre el alumbrado público dan como resultado, cortes de luz y calles obscuras, de ahí se deriva el ahorro energético, por ahí bien.
Tranformación inteligente, grado de ejecución 117%, las verticales de turismo, o lo que es lo mismo, señalar dónde están las cosas bonitas, llevan 5 años puestas, el concepto de smart city, como concepto, bien, pero no se ha puesto en práctica salvo en los pasos de peatones con lucecitas, a los que se le ha cambiado el nombre por “sensores ópticos”, que ya los promovió Rosa Carro, hace 4 años, y antes de Rosa, el Limones los vio en Amsterdam y nos lo contó en la Casa del Pueblo, que es que Limones era como Willy Fog, todo el día viajando.
Sobre el objetivo temático, 113%, nada que decir, bueno, ¿han subido últimamente al Castillo?, pues nada, esa parte que la cuente el Moro que le sale mejor que a mi.
Alcalá Social e Inclusiva, 107%, la rehabilitación de zonas verdes en barrizales impracticables, he de decir que ahí la han “clavao”, del verde al marrón, y para o perder la perspectiva, la basura como parte del paisaje autóctono, y del solar de la Casa de la Juventud, oye, como solar está perfecto.
Sumándolo todo, extraña un poco el cálculo, 392% de las cuatro ejecuciones que deberían de sumar 400% entre todas.
Si usted tiene calculadora, entenderá, haciendo la media, que el grado de ejecución de los fondos EDUSI, en el mejor de los casos, y tirando mucho de la confianza, como dos caníbales haciendo un cunniligüis, es del 98%, ni Cristo con los panes y los peces.
Y señor Mora, 98 que ya sería magnífico, no es 117, falta una “mihita”, que hasta para contar mentirijillas hay que valer.
De la seguridad y de los robos e incendios, de la salud, de la vivienda pública y de la limpieza no les voy a hablar, que no entra en la alcancía del Tesoro de Willy el Tuerto.
Fernando Viera