Alerta sanitaria de la AEMPS por este suplemento alimentario para adelgazar.

La Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (AEMPS) ha lanzado una alerta sanitaria tras la retirada del mercado del suplemento alimentario HHS A1 L-Carnitine Lepidum cápsulas, producido por la empresa HHS (Turquía). Este producto, comercializado como un complemento alimenticio, ha sido retirado debido a la presencia de sibutramina, un principio activo supresor del apetito que puede tener efectos perjudiciales para la salud cardiovascular.

La AEMPS tomó conocimiento de la situación a través de varias denuncias y emitió un comunicado el viernes pasado, destacando que el producto no había sido notificado a las autoridades competentes antes de su puesta en el mercado, incumpliendo la normativa vigente para este tipo de productos. 

Según los análisis realizados por el Laboratorio Oficial de Control de la AEMPS, el producto contiene sibutramina “en cantidad suficiente para restaurar, corregir o modificar una función fisiológica ejerciendo una acción farmacológica, lo que le confiere la condición legal de medicamento”. 

Puede causar graves daños a la salud

“Esta sustancia no se declara en su etiquetado, que indica engañosamente una serie de ingredientes de origen vegetal, dando información falsa sobre su seguridad, pudiendo causar daños graves a la salud de las personas que lo consumen”, destacaron en la misiva.

Si bien la sibutramina es un principio activo anorexígeno que suprime el apetito y, adicionalmente, produce un aumento del gasto calórico, su consumo puede estar asociado a riesgos para la salud cardiovascular. Estos peligros incluyen el aumento de la frecuencia cardiaca y la presión sanguínea, lo que podría causar arritmias, cardiopatías isquémicas y accidentes vasculares graves.

Otros efectos adversos

El etiquetado del producto es engañoso, como bien indicaba la agencia en el comunicado, en el que también destacaron los afectos adversos que tiene la sibutramina como sequedad de boca, dolor de cabeza, insomnio, estreñimiento, y presenta numerosas interacciones con otros medicamentos.

En el pasado, la sibutramina formaba parte de medicamentos recetados para el tratamiento de la obesidad, pero su comercialización fue suspendida en la Unión Europea debido a los graves efectos adversos cardiovasculares asociados con su consumo. La agencia recomienda encarecidamente a los consumidores que posean este suplemento alimentario que eviten su consumo debido a los graves riesgos para la salud asociados.

Fuente: La vanguardia.