Hoy en nuestro recomendamos estamos ante una nueva apuesta de restauración de Alcalá.

Karbonera sorprende desde el minuto uno, una entrada a sus instalaciones con mesas en el exterior y con uno de los interiores más coquetos y con mejor buen gusto de nuestra ciudad.

Entramos en un ambiente modernista, cuidado y que te hace sentir muy cómodo.

A partir de estas primeras sensaciones os contamos nuestra comida.

Para empezar nos regalan un plato de “papas aliñas” de toda la vida y aceitunas riquísimas .

Luego en los entrantes nos hemos chupados los dedos con un tronco de bonito y tomates de los palacios regados con una emulsión de albahaca que no os podéis imaginar como estaba de bueno.

Pasamos a un plato súper original, unos huevos estrellados con carabineros, lo que veis en la imagen es solo un 30% de lo que es ese plato, por favor, pedirlo, es una pasada.

Luego pasamos a los platos fuertes , la carrillada que es algo que no hay palabras para describirla, la verdad, cuando vayáis tenéis que pedirla si o si, de las cosas que  hay que probar antes de morir.

El plato fuerte era un entrecot de ternera, es verdad que nuestra ciudad a nivel de carnes es “top” pero las formas, el toque justo, las patatas de toda la vida y como tratan la carne, es de nivel.

Cerramos la comida disfrutando de el vino que habíamos pedido de una carta muy bien seleccionada, con una tarta de queso que siempre sabe a poco de lo buena que está.

Resumiendo, el sitio exacto,  el servicio y la atención sobresaliente, tanto la comida como la bebida sorprenden por todos los sentidos y el precio es lo que al final más te llama la atención, de lo que os podáis imaginar, quitar casi la mitad.

Os recomendamos Karbonera, de verdad.

C. Machu-Pichu, 2, 41500 Alcalá de Guadaíra, Sevilla